bailes de Fortnite y su copyright

El copyright de los bailes de Fortnite

El famoso videojuego Fortnite de Epic Games está recibiendo diversas demandas relativas a posibles infracciones de propiedad intelectual. La problemática surge de los Emotes, esto es, los bailes que llevan a cabo los personajes del juego que sirven para festejar victorias dentro de las diferentes partidas -y que pueden comprarse por los jugadores-, pues aunque el videojuego cuenta con bailes originales creados específicamente para el mismo, muchos de los bailes utilizados por los usuarios provienen de memes de internet, series conocidas o videoclips.

Concretamente, Alfonso Ribeiro, estrella de la serie Príncipe de Bel- Air ha demandado a Epic Games por usar su baile “Carlton” sin permiso en el videojuego. El jugador puede expresarse en el campo de batalla exhibiendo un baile similar al del personaje de la serie, con el movimiento característico de los brazos y caderas.

En este caso, el actor Alfonso Ribeiro ha demandado a Epic Games por infracción de propiedad intelectual al haberse utilizado el baile característico del actor sin haber recibido ninguna remuneración por los beneficios generados como consecuencia de las descargas producidas por los jugadores del baile referenciado.

Asimismo, este no ha sido el único personaje público que ha demandado a la Compañía Epic Games: i) el rapero «2 Milly» en el mes de diciembre presentó una demanda contra la compañía de videojuegos alegando que el baile «Milly Rock» que él creó para su video musical de 2014, se usó en el Fortnite bajo el Emote «Swipe It»; ii) también Russell Horning, creador de «The Floss Dance», ha solicitado la eliminación en el juego del baile que simula el movimiento característico que se ha hecho viral en internet, especialmente desde que lo bailó en una actuación de Katy Perry cantando «Swish, swish».

Igualmente, podemos observar que el videojuego simula el baile inconfundible de la canción del «Gangnam Style», o el baile reconocido de «Snoop Dogg» en la canción «Drop it like it´s hot», entre otros.

Pero, la pregunta que se plantea es: ¿un baile puede ser objeto de protección? ¿Es posible su inscripción en el Registro de Propiedad Intelectual?

En lo que respecta a la Legislación Española, el Real Decreto Legislativo 1/1996, de 12 de abril de Propiedad Intelectual, recoge en el artículo 10 el concepto de obra protegida por derechos de propiedad intelectual:

 1. Son objeto de propiedad intelectual todas las creaciones originales literarias, artísticas o científicas expresadas por cualquier medio o soporte, tangible o intangible, actualmente conocido o que se invente en el futuro, comprendiéndose entre ellas:

(…)

c) Las obras dramáticas y dramático-musicales, las coreografías, las pantomimas y, en general, las obras teatrales.

Por tanto, conforme a ello, podemos considerar que una coreografía original y expresada en cualquier soporte tangible o intangible, será considerado una obra protegida de derechos de propiedad intelectual.

Además, existe la posibilidad de proteger dicha coreografía en el Registro de Propiedad Intelectual de España mediante una sencilla solicitud correspondiente a coreográficas o pantomima. No obstante, actualmente no existe jurisprudencia que desarrolle el concepto de coreografía y su protección intelectual.  El Registro de Propiedad Intelectual de la Rioja define la coreografía como un “conjunto de pasos y figuras de un espectáculo de danza o baile susceptibles de ser representados en un papel por medio de signos.”

De todos modos, la inscripción de la coreografía en el Registro de Propiedad Intelectual es puramente declarativa y no califica la originalidad de la obra, por tanto, tendría que valorarse en cada caso si reúne los requisitos referenciados para considerarla una obra protegida.

Lo que llama ponderosamente la atención es que Epic Games no haya solicitado la correspondiente autorización a los propios creadores de las coreografías utilizadas en el videojuego.

Aunque el propio Emote no utilice los nombres originales de los bailes, la realidad es que el movimiento se identifica con unos pasos conocidos por todos los usuarios, identificándolos con un meme de internet, videoclip o una serie de televisión.

Tendremos que esperar a lo que resuelven los juzgados sobre este tema y si el baile y los pasos utilizados en el videojuego son considerados una infracción de propiedad intelectual.

 

Esther DomínguezEster Domínguez Martinez.

Departamento Tecnologías de la Información, Protección de datos y Propiedad Intelectual. esports

Comentarios

Sin comentarios

Escribe una respuesta o comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.